Skip to Content

Conocer los signos de un accidente cerebrovascular y recibir ayuda rápidamente puede marcar la diferencia, según los expertos

Alexandra Ferguson

(CNN) — Cuando se trata de un accidente cerebrovascular, también conocido como derrame cerebral, actuar con rapidez es la clave.

“El tiempo perdido es cerebro perdido. Cada minuto cuenta”, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés).

Un accidente cerebrovascular (ACV) o derrame cerebral es un acontecimiento médico grave que puede provocar discapacidad o incluso la muerte si no se trata con rapidez, afirma el Dr. Andrew Freeman, director de cardiología clínica y prevención cardiovascular de National Jewish Health.

Y son frecuentes: cada 40 segundos alguien sufre un accidente cerebrovascular en Estados Unidos, según los CDC.

El senador estadounidense Chris Van Hollen, demócrata de Maryland, anunció el domingo que había sufrido un “derrame cerebral leve”. Ese mismo día, el vicegobernador de Pennsylvania, John Fetterman, anunció que se estaba recuperando tras sufrir un accidente cerebrovascular.

A la luz de estas noticias, y del Mes Nacional de la Concienciación sobre los Accidentes Cerebrovasculares, los expertos instan a los ciudadanos a conocer mejor los signos de los accidentes cerebrovasculares, para poder identificarlos y obtener ayuda médica a tiempo.

Qué es realmente un accidente cerebrovascular o ACV

“Un ataque al corazón es un ataque al corazón, y un ataque cerebral es un accidente cerebrovascular”, dijo Freeman. Suele ser “una disminución repentina del flujo sanguíneo al cerebro”.

Eso puede significar que algo bloquea la sangre al cerebro o que un vaso sanguíneo del cerebro se rompe, según los CDC.

Hay dos tipos principales: isquémico y hemorrágico. La mayoría de los accidentes cerebrovasculares son isquémicos y se producen cuando la sangre que llega al cerebro está bloqueada por coágulos o partículas como depósitos de grasa llamados placa, según los CDC.

Cuando una arteria cerebral tiene una fuga o se rompe, se denomina accidente cerebrovascular hemorrágico, según los CDC.

A veces, la sangre se bloquea solo durante un corto período de tiempo, por lo general, cinco minutos como máximo, y a eso se llama un ataque isquémico transitorio (AIT) o un miniaccidente cerebrovascular. Estos ataques siguen siendo una emergencia médica y podrían ser una señal de advertencia de un futuro accidente cerebrovascular, según los CDC.

Los dolores de cabeza repentinos e intensos son uno de los síntomas de un ataque cerebrovascular.

Los expertos afirman que el dolor de cabeza intenso, los problemas de visión, el entumecimiento y la dificultad para hablar son signos de un accidente cerebrovascular.

Qué ocurre en el cerebro

En un accidente cerebrovascular hemorrágico, la sangre que salió de la arteria daña las células cerebrales al ejercer demasiada presión, según los CDC.

Cuando el flujo sanguíneo se interrumpe en un accidente cerebrovascular isquémico, las células cerebrales no pueden obtener el oxígeno y los nutrientes que necesitan. Las células pueden empezar a morir en cuestión de minutos, según la Clínica Mayo.

Una “selfie” de un derrame cerebral ayuda a salvar la vida de una mujer canadiense

Cuáles son los síntomas

Los accidentes cerebrovasculares suelen identificarse por un dolor de cabeza intenso y repentino, problemas de visión en uno o ambos ojos, problemas para caminar, parálisis o entumecimiento de la cara o las extremidades, y problemas para hablar o entender a los demás, según la Clínica Mayo.

Los expertos utilizan el acrónimo FAST (“face, arms, speech, time to call the doctor” o rostro, brazos, habla, tiempo de llamar al médico) para describir lo que hay que hacer en caso de un accidente cerebrovascular.

En primer lugar, pide a la persona que sonría y observa si un lado de su rostro se ve caído. A continuación, pídele que levante ambos brazos; observa si no puede levantar alguno o se desplaza hacia abajo. En tercer lugar, comprueba si habla mal o de forma extraña pidiéndole que repita una frase sencilla.

Si alguno de estos síntomas es preocupante, busca ayuda médica de emergencia inmediatamente, según la Clínica Mayo.

Cómo tratar un accidente cerebrovascular

El tratamiento y la recuperación dependen de la gravedad del accidente cerebrovascular y de la rapidez con que el paciente reciba atención médica.

Los derrames cerebrales más pequeños pueden dejar menos impacto, pero los más grandes pueden cambiar gran parte de la vida de una persona, dijo Freeman. El lugar del cerebro en el que se produce el accidente cerebrovascular puede influir en sus efectos, como por ejemplo si una persona tiene que volver a aprender a caminar o a hablar durante su recuperación, añadió.

“Si puede llegar al hospital en un plazo determinado, puede recibir terapias que le salven la vida, como un fármaco anticoagulante o un procedimiento para restablecer el flujo sanguíneo”, escribió Tavee en un correo electrónico.

Los accidentes cerebrovasculares son una de las principales causas de muerte en Estados Unidos y pueden provocar discapacidades, pero son tratables, según los CDC. “Si se sufre un accidente cerebrovascular, acudir inmediatamente a un hospital o centro que pueda intervenir puede mejorar significativamente los resultados al restablecer el flujo sanguíneo rápidamente”, dijo Freeman.

Tu taza de café o de té de la mañana podría estar asociada con un menor riesgo de accidente cerebrovascular y demencia

Medidas de prevención

La hipertensión, la edad y los antecedentes de accidentes vasculares son factores de riesgo importantes para los derrames cerebrales, según Freeman. La diabetes y el consumo excesivo de alcohol también pueden aumentar el riesgo, dijo la Dra. Jinny Tavee, jefa de la división de neurología y salud conductual de National Jewish Health.

Hay seis cosas que Freeman recomendó que la gente haga para prevenir no solo los derrames cerebrales, sino también otros riesgos vasculares.

“Lo mismo que previene las enfermedades del corazón también previene las enfermedades cerebrovasculares”, dijo.

No fumar es la clave para reducir el riesgo, dijo. Freeman también recomienda seguir una dieta principalmente integral y baja en grasas para reducir la acumulación de placa, hacer 30 minutos de ejercicio al día (siempre que el médico lo considere seguro), reducir el estrés y dormir lo suficiente.

Por término medio, los adultos necesitan unas siete horas de sueño ininterrumpido cada noche, añadió.

Por último, Freeman dijo que es importante para la salud construir una red de amor y apoyo.

“Sé que suena un poco cursi hoy día”, dijo. “Resulta que quienes tienen las redes sociales más afectuosas, solidarias y fuertes… tienen menos enfermedades cardiovasculares”.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

CNN Newsource

Comments

Leave a Reply

Skip to content