Skip to Content
cnn-spanish

‘Estoy furiosa conmigo misma’: una paciente de covid no vacunada describe la agotadora enfermedad

Mariana Toro

(CNN) — Sentada en su habitación de hospital en Baton Rouge, Louisiana, Aimee Matzen luchaba por respirar mientras describía lo agotador que es tener covid-19.

“El hecho de que esté aquí ahora, estoy furiosa conmigo misma”, le dijo a CNN entre respiraciones profundas y deliberadas. “Porque no estaba vacunada”.

Matzen, de 44 años, se encuentra en la unidad de cuidados intensivos de covid-19 en el Centro Médico Regional Our Lady of the Lake en Baton Rouge. Está recibiendo tratamientos de oxígeno y espera mantenerse lo suficientemente bien como para evitar que la conecten a un ventilador.

Con el aumento de covid-19 en los estados de todo el país, Louisiana se encuentra entre los más afectados por el aumento más reciente de casos, impulsado en gran parte por la variante delta.

El estado tiene el promedio de 7 días más alto de casos nuevos per cápita en el país, con 77 casos reportados por cada 100.000 residentes cada día durante la semana pasada, según un análisis de CNN de datos de la Universidad Johns Hopkins.

“Es una patada en el estómago sentir que efectivamente hemos perdido seis o siete meses de progreso”, dijo el miércoles el Dr. Joseph Kanter, funcionario de salud del estado de Louisiana, a John King de CNN.

Aimee Matzen, de 44 años, está en la UCI de covid-19 en el Centro Médico Our Lady of the Lake en Baton Rouge.

Kanter atribuyó el aumento a una “tormenta perfecta” de factores, incluida la variante delta, que se cree que es más transmisible, y una “cobertura de vacunación inaceptablemente baja”.

Documento filtrado de los CDC muestra que la variante delta es mucho más contagiosa y podría causar una enfermedad más grave

La tasa de vacunación de Louisiana se encuentra entre las más bajas del país, con solo el 37% de los residentes completamente vacunados hasta el miércoles, según datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC). Es el quinto más bajo del país y Louisiana es uno de los seis estados que tiene menos del 38% de los residentes completamente vacunados.

El sistema de salud más grande del estado, Ochsner, ha experimentado un aumento del 700% en los pacientes con covid-19 durante el último mes y un aumento del 75% en la última semana, dijeron funcionarios durante una conferencia de prensa el miércoles.

Y la gran mayoría de esos pacientes, el 88%, según el CEO de Ochsner Health, Warner Thomas, no están vacunados.

“Esto afecta de manera absolutamente desproporcionada a las personas que no están vacunadas”, dijo Thomas. “Esas son las personas que en una gran mayoría estamos viendo venir al hospital”.

Matzen le dijo a CNN que no se oponía a vacunarse, simplemente no lo había hecho. Cada vez que planeaba vacunarse “surgía algo”, dijo.

“Tengo este sentimiento… si estuviera vacunada, no estaría hospitalizada”, dijo Matzen.

Así vive hospital de Florida aumento de casos de covid 3:34

Algunos pacientes de covid-19 niegan que el virus sea real

Louisiana es uno de los dos estados, junto con Arkansas, donde cada condado, o parroquia, como se conoce a las jurisdicciones de Louisiana, tiene niveles “altos” de transmisión comunitaria de covid-19, según los datos de los CDC.

Eso significa que cada parroquia tiene 100 o más casos por cada 100.000 personas, o una tasa de positividad de la prueba del 10% o más.

Las hospitalizaciones en Louisiana también se están disparando, con 1.524 personas hospitalizadas con covid-19 en todo el estado, según el Departamento de Salud de Louisiana. El 1 de julio había 259 pacientes de covid-19 hospitalizados.

El aumento está obligando nuevamente a los hospitales a priorizar el tratamiento de los pacientes con covid-19 sobre otros.

Remontándonos a los primeros días de la pandemia, el centro médico Our Lady of the Lake detuvo el lunes la programación de procedimientos quirúrgicos no urgentes que requerirían una cama para pacientes hospitalizados.

El problema del hospital no es la falta de espacio, dijo la Dra. Catherine O’Neal, la directora médica. Our Lady of Lake es el centro médico regional más grande del estado, dijo. Pero no tiene el personal para tratar a todo el mundo.

Los pacientes vienen en oleadas, dijo O’Neal a CNN, lo que obligó al hospital a llamar a los trabajadores de la reserva y cerrar otras salas.

“La carga se está volviendo abrumadora”, dijo.

Había 140 pacientes de covid-19 en Our Lady of the Lake hasta el jueves, 30 de los cuales habían sido ingresados durante las 24 horas anteriores, la mayor cantidad desde que comenzó la pandemia, según un portavoz del hospital.

Casi el 50% de los pacientes son menores de 50 años. Cincuenta pacientes están en la UCI y 11 de ellos son niños.

Morgan Babin, una enfermera titulada que ha trabajado en la UCI de covid-19 del hospital desde marzo de 2020, le dijo a CNN que la población de la UCI ha aumentado rápidamente con pacientes más jóvenes y enfermos.

“Tenían mi edad, la edad de mis compañeros de trabajo: 30, 40”, dijo. “Me asusté por mi propia salud y la de mi comunidad”.

Sin embargo, algunos siguen negando que el covid-19 sea real, presas de una desinformación desenfrenada. Y Babin tiene pacientes que insisten en que su diagnóstico de covid positivo es una mentira.

“Tengo pacientes que negaron tener covid hasta la intubación”, dijo. “Creen que tienen un resfriado y creen que les estamos mintiendo”.

Joe Biden asegura que desinformación en redes sociales puede matar personas

Ningún lugar es seguro, dice médico

O’Neal dijo que el hospital asume que todos los casos ahora consisten en la variante delta, y que el único lugar donde las personas están a salvo del virus es en sus hogares, dijo. Incluso afuera, “no hay más seguridad”, dijo.

“Si estás interactuando en esta comunidad, debes estar vacunado y debes ponerte una máscara, porque estamos inundados de covid”, dijo.

Otra paciente de Our Lady of the Lake, Carsyn Baker, dijo que creía que contrajo el virus cuando visitó la casa de su amiga por su cumpleaños, sentada en un porche con mosquitero.

“Cerraba los ojos y sentía que no podía respirar”, dijo Baker, de 21 años. “Algo en mi cuerpo me decía, como, ‘oye, necesitas respirar, como, despierta'”.

Baker tiene una afección renal, dijo, y su médico le ha desaconsejado vacunarse por ahora.

“De alguna manera apesta porque las personas como yo con una enfermedad autoinmune, realmente no pueden ir a ningún lado ahora, porque todos se están enfermando y no importa lo que hagas”, dijo Baker.

Ronnie Smith, otro paciente, estaba considerando vacunarse. Pero en su lugar obtuvo covid-19. Smith, de 47 años, cree que contrajo el virus de un amigo en una parrillada al aire libre.

“Dos días después del evento, caí al suelo y no pude levantarme”, dijo.

En un comunicado esta semana, el gobernador de Louisiana, John Bel Edwards, pidió a las personas elegibles que se vacunen, diciendo que las tres vacunas eran “seguras y efectivas” y las mejores herramientas disponibles para poner fin a la pandemia.

ANÁLISIS | Los mandatos de vacunación son políticamente riesgosos, pero pueden funcionar

“Para cualquiera que se pregunte cuándo terminará esto, la respuesta es simple: cuando decidamos hacer lo que sea necesario para que se acabe”, dijo el gobernador.

Cuando se le preguntó qué le diría a las personas que permanecen indecisas sobre la vacuna, Matzen dijo: “Brinca. Corre. Trae a tu familia contigo, ve a las clínicas. Ya no hay excusa. Esto es real”.

“Simplemente no quiero que nadie más termine como yo”, dijo Matzen, “especialmente cuando la vacuna es tan fácil de conseguir ahora”.

The-CNN-Wire
™ & © 2021 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

CNN Newsource

Comments

Leave a Reply

Skip to content