Skip to Content

Pasó años en prisión por la violación de la autora Alice Sebold y ahora fue exonerado

Alexandra Ferguson

(CNN) — Durante décadas, a lo largo de sus años en prisión e incluso después de ser liberado, Anthony Broadwater insistió en que era inocente de la violación de la autora de “The Lovely Bones” Alice Sebold, un crimen que ella describió en sus memorias, “Lucky”.

Condenado en 1982, Broadwater pasó más de 16 años en prisión. Se le denegó la libertad condicional al menos cinco veces porque no quiso admitir un crimen que no había cometido, según sus abogados. Y pasó dos pruebas del detector de mentiras.

Broadwater, de 61 años, intentó cinco veces que se anulara la condena. E incluso después de ser liberado, no se rindió. Pero no lo consiguió, hasta este lunes, cuando el juez del Tribunal Supremo del Estado de Nueva York Gordon Cuffy anuló la condena por violación y otros cargos relacionados con ella.

El fiscal del condado de Onondaga se sumó a la petición de anulación de la condena.

Sebold describió la violación, que ocurrió cuando ella era una estudiante de primer año en la Universidad de Siracusa en 1981, con minuciosos detalles en sus memorias. Se publicó en 1999, el año siguiente a la salida de Broadwater de la cárcel.

Siete hombres negros fueron ejecutados por una supuesta violación en 1951. Décadas después fueron exonerados

Casi cinco meses después de ser violada, Sebold vio a Broadwater en la calle en Siracusa. Le recordó al violador y denunció el encuentro a la policía, según la afirmación de los abogados de Broadwater. Pero más tarde, no pudo identificar a Broadwater en una rueda de reconocimiento policial.

Broadwater fue condenado sobre la base de dos pruebas: el relato de Sebold (una identificación interracial, ya que la autora es blanca y Broadwater es negro) y el análisis de un trozo de cabello que posteriormente se determinó que era defectuoso, escribieron sus abogados.

“Las investigaciones han descubierto que el riesgo de identificación errónea por parte de los testigos oculares aumenta significativamente cuando el testigo y el sujeto son de diferentes razas”, sostenía la afirmación.

En cuanto al análisis del cabello, en 2015, “el FBI testificó que el análisis microscópico del cabello contenía errores en al menos el 90 por ciento de los casos que la agencia revisó”, según el comunicado de los abogados.

“Ahora sabemos que el testimonio del químico forense se derivó de un enfoque forense ampliamente desacreditado de la microscopía del cabello”, se indica en la afirmación.

En “Lucky”, Sebold escribió que “un detective y un fiscal le dijeron después de la rueda de reconocimiento que había escogido al hombre equivocado y cómo el fiscal la entrenó deliberadamente para restablecer su identificación errónea”, según la afirmación.

CNN se puso en contacto con Sebold y con su editorial en múltiples ocasiones para pedirles comentarios.

La falta de fiabilidad del análisis del pelo y la conversación entre el fiscal y Sebold después de la rueda de reconocimiento probablemente habrían llevado a un veredicto diferente si se hubieran presentado en el juicio, dijeron los abogados.

“No voy a manchar este proceso diciendo que lo siento”, dijo el fiscal William Fitzpatrick en la sala. “Eso no sirve. Esto nunca debería haber ocurrido”.

Exoneran a dos hombres condenados por el asesinato de Malcolm X

Broadwater rompió en llanto cuando el juez anunció su decisión.

Anthony Broadwater rompió a llorar después de que un juez le exonerara de una condena por violación de hace décadas.(Katrina Tulloch/The Post-Standard via AP)

“Cuando el fiscal del distrito me habló, sus palabras fueron tan profundas, tan fuertes, que me estremecieron”, dijo Broadwater a CNN el miércoles. “Me hizo llorar de alegría y felicidad porque un hombre de esta magnitud dijera lo que dijo en mi nombre… es, es más allá de lo que yo mismo pueda decir”.

Tras su liberación, Broadwater siguió en una lista de delincuentes sexuales. Describió cómo la condena había arruinado su vida.

Le costó encontrar trabajo al salir de la cárcel cuando los empleadores se enteraron de sus antecedentes penales.

“Hice lo que pude, y eso fue, ya sabes, crearme un trabajo haciendo jardinería, retirando árboles, transportando, limpiando”, dijo.

Su mujer quería tener hijos, pero “no quería traerlos al mundo por esto. Y ahora, esos días ya pasaron, no podemos tener hijos”, dijo Broadwater a los periodistas tras la audiencia judicial.

La pareja se conoció en 1999, aproximadamente un año después de que él saliera de la cárcel, dijo a CNN. Después de su primera cita, él le dio las transcripciones y otros documentos de su caso, diciéndole que los leyera y decidiera si quería estar con él.

“Ella me creyó y me dio más fuerza”, dijo. “Solo quería una mejor calidad de vida, pero nunca pude conseguir una mejor calidad de trabajo”.

Parte de la razón por la que los abogados de Broadwater, J. David Hammond y Melissa Swartz, se involucraron en el caso es gracias a Tim Mucciante, que estaba involucrado en un proyecto para desarrollar una adaptación cinematográfica de “Lucky”.

Mucciante “tenía dudas de que la historia fuera tal y como se retrataba en la película”, dijo Hammond, lo que le llevó a contratar a un investigador privado asociado a su bufete de abogados.

Exoneran a cuatro hombres negros más de 70 años después de ser acusados injustamente de violar a una adolescente blanca

“No tardamos mucho en indagar y nos dimos cuenta de que había algo aquí”, dijo Hammond. Él y Swartz escucharon la transcripción del juicio y encontraron “graves problemas legales”, lo que les llevó a presentar una moción, dijo.

Hammond y Swartz son al menos el quinto grupo de abogados que contrata para que le ayuden con su caso, dijo Broadwater.

“Nunca me rendí. Nunca, nunca podría rendirme y vivir en estas condiciones… Iba a hacer todo lo posible para demostrar mi inocencia”, comentó.

Días después de la decisión del juez, Broadwater dijo que “se siente tan surreal, que todavía lo estoy asimilando. Estoy como… asustado en cierto sentido. Estoy muy feliz”.

En cuanto a Sebold, Broadwater dijo que le gustaría una disculpa.

“Me solidarizo con ella, con lo que le pasó”, dijo. “Solo espero que haya una disculpa sincera. La aceptaría. No estoy amargado ni le deseo algún mal”.

The-CNN-Wire
™ & © 2021 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

CNN Newsource

Comments

Leave a Reply

Skip to content